Tremendo bronce de Astroboy Villegas en los X Games

El plato fuerte de la primera jornada de los X Games fue la competencia de Moto X Freestyle, que se celebró a última hora del jueves en el Staples Center, y con ella llegó la primera alegría para los deportistas hispanos. El chileno Javier Villegas obtuvo la tercera posición luego de completar una gran actuación frente a un estadio que le alentó en todo momento.

«Estoy contentísimo, todavía no me lo creo», comentó el piloto tras finalizar la prueba a ESPNDeportesLosAngeles.com, y es que a pesar de su sorpresa, Villegas confesó que su objetivo era subir al podio, algo que logró in extremis. «Vine con mi cabeza a sacar medalla y sin importar lo que costara, me iba a ir con una medalla de acá aunque se la tuviera que quitar a otro piloto», señaló.

El chileno realizó una gran actuación, aunque fue la segunda ronda la que le encumbró a la tercera plaza, tras haber ocupado la sexta en la primera. Con una puntuación inicial de 87,33 en la manga inicial y 88,66 en la final, Villegas se colgó la presea de bronce por delante de Nate Adams.

«Me he preparado tantos años para esto y por fin es verdad», apuntó un corredor que nunca deja nada en manos de la suerte. «Yo no improviso, no dejo nada al azar. La verdad es que en el momento en el que me dicen ‘vas, te toca a ti’, todo el estadio en mi cabeza se vacía; queda la rampa la moto y yo, nada más. Entro, disfruto, igual que cuando entreno. Y cuando aterrizo en el último salto, el estadio se me vuelve a llenar y escucho a la gente gritando y sé que tengo que celebrar».

Villegas se tomó el bronce logrado como el premio a la constancia, y es que el camino para llegar a los X Games ha sido de lo más difícil.
«Es la competencia más importante del planeta, lo dejo todo, invierto todo, he quedado hasta en la ruina para llegar acá, así que ahora esperemos salir adelante».

Los corredores Taka Higashino y Levi Sherwood finalizaron primero y segundo respectivamente tras lograr sendas máximas puntuaciones de 93,33 y 91,66. El japonés se enfundó el oro ante el éxtasis del público, que vibró con una actuación espectacular.

No tuvo tanta suerte el español Dany Torres, que obtuvo la octava plaza y no pudo rememorar la tercera posición que logró en la edición anterior de los X Games.

«Tuve problemas al principio y ya en la primera ronda fallé y en la segunda he salido peor. No ha sido falta de concetración, salí con algo de presión y no ha podido ser. Ahora lo que quiero es terminar sin lesiones, recuperarme bien y esperar al año que viene«, comentó el sevillano.